11/10/07

Impuestos

Te juro que me he leído todo lo que ha caído en mis manos sobre la presentación en público (bueno, a la prensa) de las ordenanzas fiscales -los impuestos y tasas- del Ayuntamiento de Huesca para 2008. Y, como era de esperar, resulta difícil aclararse. Claro que tampoco es sencillo hacer cálculos aunque uno se repase toda la norma impositiva ahora vigente.

En muchos casos, tomamos conocimiento de estas ordenanzas cuando llega el recibo (el agua, la basura, el IBI) o pagamos por determinado servicio municipal que necesitamos (lo mismo un cursillo de natación que un papeleo). Cuando ya no hay remedio y debemos aceptar lo que haya.

Por eso, estaría bien saber qué nos espera.

La nueva concejala, quizá por vivir acostumbrada a las soflamas del Senado, ha rodeado la presentación de mucha broza declarativa sobre "justicia social", incentivos a colectivos o actividades, medioambientalismo y tal y tal.

En lo concreto y pedestre, interpreto que hay de todo.

Las basuras no suben. Algo es algo, después del apretón reciente.
El impuesto de vehículos, subirá lo mismo que el "coste de la vida". Ay.
Tampoco sube el tiquet del parquímetro, aunque han dicho que quizá amplíen la zona azul; ya hablaremos.
Les arrean duro a todas esas plazas de aparcamiento reservado. Ya sabes: la raya amarilla, el prohibido y la señal que autoriza a dejar allí sólo los vehículos de... Pues vale.
Con el agua, no está claro (valga la paradoja). IPC al fijo que se paga por contador, pero el consumo no sube sino que se reorganizan los "tramos": si gastas más, cada metro cúbico te sale más caro que si gastas menos. Una especie de progresividad que castiga el derroche, aunque ya veremos si al final...
Más "progresivo" es el achuchón a las plusvalías: el impuesto a la venta de un piso, por ejemplo. Si tienes ese piso durante menos de 5 años antes de volverlo a vender, pagarás más. Es un intento de "castigar" al especulador, aunque me da que con los precios actuales tampoco les va a afectar.

Todo esto tiene una música que al menos no resulta estridente. Tampoco es la congelación o mesura que estimo necesarias y posibles, pero no se podía confiar tanto después de que Elboj, mediante las urnas, ha confirmado que no nos importa demasiado el asunto. Si no, después de los sablazos de los últimos años, en lugar de perder tres concejales habría sacado los mismos que la primera vez que se presentó...

Cuando la orquesta se pone a sonar a todo trapo es en el IBI. Otra subida correspondiente a la parte anual del "catastrazo". Es menos que otros años, pero será entre 5 y 24 euros para el "segmento" de viviendas más habituales. Y esto sí que carga a quienes viven en su casa en propiedad o son alquilados o... A todos.

Mal asunto. Está bien que se alargue la bonificación a las VPO, pero después del crecimiento del parque de viviendas en Huesca, ya es hora pasada de que se rebaje la tarifa general, de manera que se compense esa subida programada, para que en definitiva no nos percuta en la cartera.

No me sirve la explicación de la concejala: hay que recaudar para que el Ayuntamiento funcione. ¿Funciona? Para tener buenos servicios. ¿Los tenemos? Para seguir avanzando. ¿Avanzamos? Y sobre todo ¿no se podría con una correcta administración alcanzar esos objetivos aligerando el peso sobre el bolsillo de los vecinos? No sabe, no contesta.

Han descubierto que hay impuestos que se puede mantener o modificar. Por favor, sigan haciendo descubrimientos, porque esta vez, quizá no sea el escándalo de años anteriores (o yo no he sabido verlo) pero tampoco nos va a ayudar mucho a nadie, en un momento en que el personal ya estamos mirando hasta el último euro, por si acaso. Eso sí sería política social.

Luis apunta otros detalles.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Como dice un comentarista radíofónico, esta señora nos va a dar tardes de gloria. "Estas ordenanzas permiten crear empleo" y lo dijo en serio, sin reirse ni nada.

PepitoGrillo dijo...

Está bien el comentario de anónimo, ni se ríe la concejala ni el comentarista radiofónico, ni el alcalde,.. pero ya nos reímos los ciudadnos, por ellos tan circunspectos, ...que por otra parte somos los que deberíamos estar serios. pero...

Al artículo de Guillermo tan ponderado y tan ilustrado como casi siempre, sólo apuntar que quizás no nos suben más los impuestos no porque no quieran sino porque no puedan...!?

Guillermo dijo...

Pues igual es eso, pepito, que no pueden. Ya pagamos bastante, me parece. Gracias por la alabanzas pero a veces me creo que estoy un poco flojete en mi espíritu crítico, pero este tema se las trae de árido para hacerse con una base veraz a partir de la que opinar.

Lo que no admite duda es lo que dice el anónimo. Sí, ella dijo crear empleo y se quedó tan pancha. Y dijo muchas más cosas para excederse en alabar su proyecto de ordenanzas. Yo no dudo que sea necesario explicar a un posible inversor que se ahorra tantos euros respecto a los demás oscenses, pero ¿respecto a las demás ciudades? Me parece que la competición para atraer industrias va sobre todo, por otro camino. El ejemplo de Fraga con Valls Company es evidente. Le han ganado a Cataluña por oferta y precio de suelo, facilidad de gestiones, situación y comunicaciones.

Gracias por vuestra participación y estoy esperando la reacción de los demás grupos municipales para comprobar si pueden arrojar algo de luz a esto de los impuestos, con sus alternativas, aunque me temo que al final se quedará en pedir una rebaja sobre todo del IBI.

En fin.

Guillermo dijo...

Sobre lo del empleo, hay otros grupos que abundan en lo mismo que la concejala.
Será que estamos equivocados. Ojalá.

Anónimo dijo...

Reconozco que duele pagar impuestos, pero duele más ver que mucha gente queda excluida de la sociedad por falta de capacidad económica.
Creo que en los temas impositivos todos somos un poco mezquinos, pues cada vez pedimos a "papa estado" que nos cubra más necesidades y servicios pero siempre queremos pagar menos cada uno de nosotros.
¿que me expliquen como lo podemos hacer?

Anónimo dijo...

Reconozco que duele pagar impuestos, pero duele más ver que mucha gente queda excluida de la sociedad por falta de capacidad económica.
Creo que en los temas impositivos todos somos un poco mezquinos, pues cada vez pedimos a "papa estado" que nos cubra más necesidades y servicios pero siempre queremos pagar menos cada uno de nosotros.
¿que me expliquen como lo podemos hacer?

Guillermo dijo...

Pues sólo la austeridad en determinadas alegrías y una eficacia a prueba de caprichos, además de un correcto establecimiento de prioridades, podría conseguir algo, pero nunca jamás satisfacernos a todos. Si pagamos cuatro, queremos pagar tres. Si tres, dos. Claro que eso no excluye la justa exigencia de unos servicios acordes con lo que pagamos y que, ahora, no los tenemos, me parece.