18/12/07

La cabra y el monte

Durante meses, las denuncias del abuso de la parafernalia cometido por el actual alcalde en años anteriores, llevaban implícita la expectativa de un castigo en las urnas. Llegaron las elecciones y ese castigo se produjo, pero Elboj no ha entendido el mensaje del "menos tres" (concejales). A quienes dijimos alguna vez, quizá exagerando intencionadamente, que estaba fuera de la realidad nos falta muy poco para convencernos del todo, después de que aparentemente rectificara en el inicio de su tercer mandato.

Ahora, la barbaridad de detraer fondos de una partida destinada a vías públicas para organizar una exposición sobre el futuro palacio de congresos es una evidencia de que la cabra siempre tira al monte.

No me importa la cantidad porque simplemente se trata de tomar dinero público de un objetivo necesario para gastarlo en una acción perfectamente prescindible. ¡Ni un euro!

A los oscenses no nos va a persuadir de las bondades de esa obra con visitas virtuales, sino cuando comprobemos que realmente está bien hecha, ha valido la pena el pastizal invertido y funciona, o sea, sirve para "hacer ciudad" cara al exterior y hacia dentro.

No me vale el argumento de que acaba el año y hay que liquidar presupuestos porque otras formas tienen las administraciones de diferir obligaciones. En este caso, los baches aplauden la medida.

No le conviene además tirar mucho de la cuerda porque está disfrutando de la endémica pasividad social oscense ante el coste y sobrecoste del palacio. Una actitud de indiferencia que se extiende hasta el sobrepago anunciado (aunque no decidido todavía) para anticipar las obras y traernos algunos eventos con la marca Expo 2008. Aquí somos tan majos que pasamos o quizá olvidamos pronto esas cosas, pero podemos agarrar un cabreo tremendo por la centésima parte, en magnitudes monetarias, si nos tocan los apéndices con exposiciones en vez de asfalto. Y entonces toda la ficción de la más grande maravilla que han visto los siglos (al menos desde que se levantó la catedral) en Huesca se puede ir a tomar viento.

(Hay más opiniones sobre este asunto)

4 comentarios:

kahn dijo...

Mi opinion es que todavia veremos mas desfases con el proyecto: con la urbanizacion del entorno, con mejoras acusticas, ajustes o lo que sea.
Vamos a pagar con creces las mejoras sobre el proyecto básico con que gano el concurso hinaco, los modificados posteriores, etc. Está claro que acelerar las obras tiene un coste, que solo se podria valorar conociendo las actividades Expo que albergaria el Palacio de Congresos.
Tambien es mi humilde opinion, pero creo que el edificio, arquitectonicamente es bastante malo, y la ocurrencia de los leds solo maquilla un aspecto exterior de centro comercial venido a más.
Pero que podemos hacer? Hasta dentro de cuatro años no nos toca participar, asi que mientras tanto sólo tenemos nuestro derecho al pataleo.

Guillermo dijo...

Creo que suscribiría tu comentario y mira que eso es extraño en mí.

Por apostillar, creo que recibir actos Expo es una oportunidad sólo valorable y cuantificable si de verdad valen la pena, pero eso lo sabremos después.

Mientras, la exposición se abre ya.

kahn dijo...

La decision está (estaba) tomada y habrá aumento de presupuesto para acabar las obras para la Expo.
Creo que es difícil que lleguen a tiempo, viendo el estado actual de la obra y lo que les queda, pero no imposible.
Eso si, deberían plantearse ya unas posibles penalizaciones a la constructora en caso de no acabar a tiempo, por si las moscas...

Guillermo dijo...

Pues sí. En mi próxima entrada también hablo del palacio. Gracias por tu participación.