10/7/08

Experiencia psicodélica

No, no has fumado nada raro, ni he sacado el fotochó a pasear. La imagen de arriba está reproducida tal cual y corresponde a la vista de la nueva Plaza de la Constitución y su entorno, desde la estructura acristalada del acceso peatonal al aparcamiento de su subsuelo. Por fuera, aparentan vidrios de un color, digamos, granate rebajado. Por ejemplo:

Sin embargo, en su interior, aparte de acumularse un calor verdaderamente sofocante que obligará sin duda a tomar alguna medida, la vie en rose es total. Una experiencia psicodélica, rematada por algún que otro reflejo:

He aprovechado a visitar la novedad que nos ha costado una pasta gansa (cerca de cinco millones), antes de que ese parking (¿parquin?) comience a ser de cobro. Después, haremos como siempre, dar vueltas para encontrar un sitio en la calle donde dejar el carro porque no queremos pagar o porque el aparcamiento, que será de uso predominantemente universitario, no dará para más.

Además de alguna provisionalidad, a simple vista, parece pequeño (poco más de doscientas plazas) pero está por ver sus resultados. No descarto que tenga una alta ocupación por su situación y por todos los centros y espacios que funcionan en sus alrededores. En tardes de toros está asegurado el lleno.

Atención
: sus usuarios deben andar más hábiles que Raikkonen porque algunas maniobras y sobre todo los giros en la rampa de entrada-salida o de comunicación al nivel inferior no permitirán que se conduzca relajadamente o que se crucen dos coches con holgura. Lo padecerán la "chapa y pintura" o los retrovisores.

Por lo demás, la plaza es algo dura y sosa, a pesar del rimbombante nombre y del empeño en regar el césped o los macromaceteros. La zona está quedando maja y ofrece una imagen moderna y un tanto impersonal, pero como siempre, será su utilización, aprovechamiento y disfrute del vecindario (o no), los factores para valorarla definitivamente.

Mejor ahora que antes, con aquellas edificaciones bajas y el jardincillo detrás que -eso sí- era encantador pero inviable, según dijeron unos y negaban otros.

Allí cerca, el parque de Tenerías, el skyline de la Catedral y Santa María "in foris", que algún día acabarán de arreglar, junto con la Residencia, la piscina Almériz, el río...

No creo que vaya a suponer un punto de inflexión en el devenir físico de la ciudad, porque los cambios están muy localizados y porque la peatonalización pendiente exigirá más aparcamientos subterráneos, pero ahí está, como la Puerta de Alcalá y un grano no hace granero, aunque... y falta mucho por cosechar.

Lo mejor, el mundo en fucsia.

Vete a ver y ya me contarás.

[¿Te hablo de plazas y parking cuando se ha inaugurado la madre de todas las obras públicas municipales? Pues sí, que al palacio de congresos iré cuando pueda, oye]

6 comentarios:

karlos dijo...

me hablaron el otro dia de la salida esta en roo que ves el mundo de otro color despues de la oscuridad del parking, pero todavia tengo que pasar que hay mas tema en la plaza

Eirene dijo...

Mejor ahora que antes, sin ninguna duda. Todavía recuerdo entrar a la vieja facultad de empresariales, pena daba verla.
Creo que el ayuntamiento se está esforzando bastante porque huesca tenga un "campus" decente y este es un ejemplo más.
Imagino que no está acabada (por algun trozo de asfalto y un lateral un tanto dudoso), pero cuando esté (con las papeleras puestas) va a ser otro espacio más "estilo elbog" sin árboles y con asfalto)

Guillermo dijo...

Karlos, espero impaciente lo que pongas en tu blog al respecto. Si tardas, pagarás en el aparcamiento.

Sí, eirene, le faltan detalles pero confío en que todo se andará. En cuanto a su dureza, es lo que se lleva en urbanismo, según parece. Si ves esta plaza desprovista de los edificios de alrededor, es la misma que puedes encontrar en cualquier otra ciudad.

En cuanto al "campus", creo que el asunto no sólo es embellecerlo por fuera, que también. Hay que ampliarlo por dentro, con más carreras, más estudiantes, más... y en eso, hemos avanzado más bien poco.

Ender Muab'Dib dijo...

Muy originales las fotos desde dentro de las entradas al parking. Pasé hace unas semanas por esa plaza y traté de entrar a esas estructuras, pero estaban cerradas y dudé que fueran del parking.

Respecto al mismo... me pareció suficientemente ancho e iluminado para ser cómo y poco propenso a accidentes, aunque sean rayotes. Con respecto a las rampas la verdad es que no me fijé en que no pasaban dos coches, pero será el único punto difícil.

¡Saludos!

Guillermo dijo...

Te recomiendo que pruebes a entrar y mirar hacia fuera, aunque llévate un abanico para la calor que hace en esos cubos de cristal.

Las rampas son suficientes sin los coches están ya en ellas y circulan rectos, pero al estar en un extremo, obligan a giros de 90 grados para encarar el pasillo de las plazas de aparcamiento. En ese giro, la invasión del carril contrario es impepinable y sólo hay que tener suerte de que el otro te vea, se aparte, pare... Es lo que me pareció, pero se trata de un asunto menor, quizá. O no. Chapa y pintura.

Guillermo dijo...

Y gracias por venir, ender