17/7/07

Mildred o es lo que hay

No es de buena educación citarse a sí mismo. Pero extracto de esta nota (con fecha de 15 de marzo) sobre Mildred, algunas reflexiones:

"Los paganos serán unas 400 personas que se van a ir a la calle. La ciudad perderá su mayor industria y esa masa laboral".

"Mildred ha hecho crack porque había llegado a una situación insostenible. Demasiados años caminando sobre el filo de la navaja. (...) Se trata de un fracaso empresarial como tantos otros ha habido. ¿De quien es la culpa? De la empresa que ha fallado en su gestión comercial, en su innovación de productos, en su equilibrio financiero, en..."

"Las instituciones lo tienen difícil: no es posible echar dinero público sin más ni más a una empresa en esas condiciones que, además, después haber obtenido repetidos apoyos externos, está así a pesar de todo".

"Lo ideal es mantener como sea la empresa, vendiéndola. (...) Pero está más que difícil que alguien acepte hacerse cargo. (...) Además, habrá que ver cuánto piden los actuales propietarios y si ayudan al menos en esa salida. Si alguien la quiere, claro. ¿Y cuándo?"

"Pensemos en los currantes, los que menos culpa tienen. (...) Cobrarán el paro y las instituciones deberán estar atentos a no dejar a nadie al raso, a hacer un seguimiento de las situaciones personales y familiares. Tampoco tenemos una cuadra de donde sacar a pasear nuevas empresas que recoloquen a estos trabajadores. 400. Algunos encontrarán empleos pronto, seguro. Sobre todo, los que no hacen ascos a engancharse de cualquier cosa. Pero no habrá para todos. Que se mueva el INEM y el INAEM. En cualquier caso las cifras deben provocar confianza: en el municipio de Huesca, se firmaron más de 300 contratos laborales indefinidos sólo en enero de 2007, sin contar los centenares de temporales. Eso sólo en un mes. Animo".

"¿Medidas de reindustrialización? Probablemente las anunciarán, aunque si llega una nueva industria ¿dónde se instalará? Tendrá que esperar a PLHUS".

Desde marzo hasta hoy, sólo se ha ido estirando la cuerda de una posible venta en la que ha resultado imposible que nadie pagara por Mildred ni lo que vale, ni lo que cuesta. A estirar esa cuerda han ayudado todos (repito, todos) y la plantilla confió.

Se fio incluso del propietario de la empresa, responsable máximo y único de la situación crítica.

Para añadir dificultades, en vez de una operación directa, existía una administración concursal que no iba a admitir los cambalaches que a veces son necesarios para culminar esas compra-ventas societarias, con activos y pasivos de por medio.

Es lo que hay: el sistema capitalista tiene estas cosas y al menos, existe una protección social (subsidios, etcétera). El mercado cuando se pone inexorable...

No es consuelo, mientras quedan muchas preguntas en el aire. Luis está sencillamente espectacular en su blog al analizar el asunto.

Ahora, comienza la búsqueda de nuevos puestos de trabajo y se mantiene un horizonte de meses durante los que se tratará de convencer a un comprador que asuma todo el paquete (terrenos, naves, maquinaria, equipos...) para reiniciar la industria y que no se extinga por completo. Ahora, liberada de "cargas" laborales (contrataría desde cero) podría ser más factible, dicen, pero no les creo. Los acreedores querrán cobrar y veremos si no acaba habiendo una subasta por lotes y santas pascuas.

Y en algunas cosas, me sirve el ejemplo de Delphi en Puerto Real (capacidad de movilización...) pero que nadie olvide que esa multinacional no es Pauni. Para empezar, ha pactado una salida que le supone casi 600 millones de euros... Ni de risa podría darse aquí. Ni 600, ni 60, ni...

Mientras, Huesca se nos va muriendo un poco más.

9 comentarios:

Charrando dijo...

Si algo deja claro el acuerdo es que las administraciones y en particular los Gobiernos pueden, y yo añado deben, implicarse en el mantenimiento y mejora del tejido industrial. Aquí el Gobierno de Aragón mira para otro lado ¿que han hecho en serio en el caso Mildred? ¿se puede hacer algo sin aportar un euro? y se ve tan normal y se le saca la cara argumentando que son cosas de las dinámicas de las empresas ¡Alucino!. Y luego nos quejaremos de cómo está la situación industrial en nuestra ciudad. ¿Os imaginais las soluciones que podrían plantearse con una aportación económica como la que supone la del Gobierno Andaluz ?.

P.D. Supongo que activos por 160 millones no se le dan por la jeta

Luis dijo...

Gracias por tus palabras!

Guillermo dijo...

Creo que, como decía en mi nota, lo de Andalucía me sirve de ejemplo en cuanto a la capacidad de movilización. Sin embargo, Delphi ha sido una deslocalización de una factoría sin crisis, realizada por una multinacional con fondos sobrados para pactar una salida. Lo de Mildred es un desastre de gestión empresarial con un agujero negro detrás. Nada que hacer salvo un cambio radical de esa gestión y una inyección económica. No veo otra solución.

La pregunta que quizá planteas, "CHArrando", es si ese cambio e inyección ¿podía proceder totalmente del ámbito privado (venta), del público (la DGA asume por completo la fábrica) o mixto (o sea, fondos públicos y gestión privada)? Tendrás tu punto de vista.

Yo pienso que se podría haber apostado por esa última opción en caso de que, como apunta Luis (de nada, las cosas como son) se hubiera llegado a constituir una cooperativa. También si alguna compañía hubiera llegado a alcanzar un mínimo de precio de oferta. Entonces, a poner desde la DGA los euros necesarios que reclamas.

Sin embargo, nada de cooperativa y todos dicen que las ofertas de compra han sido irrisorias. Claro, sabiendo la urgencia por vender y conociendo el paño, a hacer negocio.

Se llegó a decir que Mildred era un perita en dulce para cualquier comprador...

¿Quizá un préstamo a bajo interés o cero interés con aval de la DGA? Es posible. Los euros que reclamas podrían haber ido ahí, porque no veo yo que convertir Mildred en empresa pública... ¿Se haría con Ercros o con todas las fábricas que cierran? ¿Se hubiera debido hacer con Sanyo o Meyba o Saval o... en los 90?

Sin duda, sin duda se podría haber hecho más, pero ¿qué? Lo primero de todo, no generar esperanzas. Se admiten más sugerencias factibles, partiendo de la base de que no se trataba de ayudar a Mildred bajo Pauni (imposible después de que se haya "chupado" millones en ayudas) sino de ayudar a que la fábrica de Mildred siguiera abierta.

Lo lamentable es que la ciudad no arranca industrialmente y encima pierde aceite...

Los trabajadores despedidos, como es natural, prefieren dedicar su tiempo a buscar otro empleo, en lugar de protestar...

Por lo que yo más alucino es que los sindicatos dirijan esas protestas exclusivamente contra la DGA. Se lo merece pero ¿olvidando al principal culpable de esta situación que es el propio empresario? Por cierto, el mismo y único que llegó a señalar que la cuestión de la venta estaba casi hecha. No lo entiendo.

Anónimo dijo...

En mi opinión, y soy trabajador de mildred, es que los políticos nos han engañado todo lo que han querido y más pero también es cierto que todos loa años Mildred recibia ayudas de todos los sitios donde podia sacar dinero, empezando por la DGA. Yo entiendo perfectamente que un empresario nuevo no quiera hacerse responsable de 400 personas y algunas con muchísima antigüedad, creo que todos hariamos lo mismo. De todas maneras, tiempo al tiempo, de aquí a 2 meses la fábrica estará funcionando.

Guillermo dijo...

Ojalá se cumpla ese anuncio de los dos meses, ojalá. Aunque fuera en cuatro ¿no?. Quizá te refieres a que una vez la plantilla en la calle, el asunto cambie por completo para un posible comprador... No sé, pero si sigue habiendo tanta diferencia entre lo que piden desde los administradores y lo que ofrecen... De todas maneras, yo también creo que volverá a haber actividad en Mildred antes o después. ¿Y Ramos sale como si tal cosa?

Anónimo dijo...

No es nada seguro pero yo pienso que está vendida y no quieren ni un trabajador, que si te paras a pensar es lo más lógico. Ramos hace ya días que desapareció, se llenó los bolsillos, vive de cojón y con decir que estaba en quiebra y no podía hacer frente a los gastos ya estaba todo echo. Demos las gracias al peazo gobierno que tenemos que cada vez que cambian alguna ley es para favorecer al empresario en vez de al trabajador. paciencia.......

Guillermo dijo...

Tienes razón. El laberinto legal suele terminar por favorecer al que más tiene y dejar sin nada (salvo un subsidio y gracias) al que menos tenía.
Si se confirma tus previsiones de venta es evidente que aquí ha habido un juego de pillos.
Pero insisto en que ojalá se reabra la fábrica y tengáis pronto otro empleo (allí o en otro sitio). Animo.

Charrando dijo...

Por supuesto que hablariamos de opciones mixtas y con la intención de encontrar un comprador participando en un porcentaje de la nueva sociedad que asuma la dirección de la empresa y con voluntad de retirada a medio plazo. No se si un 50% como tiene el GA en Aramón o menos. Se dice que son opciones legalmente imposibles. Por supuesto que son posibles. Es una cuestión de prioridades políticas. Por desgracia pocas alternativas diferentes veo por parte de quienes proponen y desean la continuidad de la actividad.

Guillermo dijo...

No tengo claro que la entrada de capital público en empresas en crisis sea la solución... Incluso la legalidad me merece incógnitas porque hemos visto como Bruselas ha obligado a empresas a devolver subvenciones por la coña marinera de la defensa de la competencia.

¿Que la DGA comprara Mildred a medias con otra empresa?

De todas formas, quizá hubiera procedimientos extraordinarios pero siempre antes de que el asunto acabara en manos de una comisión judicial. A partir de ahí, todo por el carril.